¿Erótica juvenil?

Todos hemos visto el boom de erótica (sospechosamente con tramas prácticamente idénticas) que provocó la saga que va dejando esposas y corbatas sueltas por las librerías, con la esperanza de que alguien se tropiece. Un gran movimiento editorial a nivel mundial que ha acercado a mucha gente a la lectura (dejemos que cada cual juzgue si esto ha sido un avance o retroceso en la expansión literaria). 

A quién adivine el número de portadas que he metido, le doy un aplauso cibernético
Pues bueno, vale, que cada uno lea lo que quiera y tal. Pero el tema de la erótica juvenil no lo acabo de pillar. ¿Dónde están los límites? Porque hay libros juveniles que hablan de sexo, pero no por eso son eróticos. En tal caso, la nueva "erótica juvenil"... ¿en qué se diferenciaría de estos?

Por poner un ejemplo: the DUFF explica muy bien una relación de "enemigos con derecho a roce", sin miedo de decir lo que se tiene que decir, pero no llega a ningún punto erótico ni a entrar en detalles explícitos. En otras novelas, se insinúa el hecho de que están a punto de mantener relaciones, pero no se dice (como en Amanecer). En otras, uno destroza su infancia después de entender el hecho de que a Aberforth (hermano de Albus Dumbledore) le gustara jugar con cabras (perdonad, ya sé que esto no viene al caso, pero sigo algo traumatizada).

Mi cara de "no lo entiendo"
Y luego están estas nuevas. Clasificadas como +16. Uy... ¿Aquí no se están pasando un pelín? ¿Dónde está el límite? ¿Son explícitas? Entonces, la pregunta es... Si la pornografía es para mayores de 18, ¿por qué la literatura erótica está al abasto de los mayores de 16? Lógica not found.

Personalmente, no sé qué pensar. No he leído ninguna de estas novedades y la verdad es que no tengo intención (chicas buenas y chicos malos... perdonadme, pero me suena a lo de siempre y estoy algo harta de las típicas historias), por lo que no sé si el mero hecho de decir "que sí, que sí, que es erótica para menores" es una simple estrategia de marketing detrás de un libro juvenil semejante a The DUFF o en realidad la polémica que crea viene al caso con los contenidos.


¿Alguien que haya leído algún ejemplo de erótica juvenil nos podría explicar si es demasiado explicito? 
¿Qué opináis vosotros sobre esto: puro márketing o polémica merecida?
Y lo más importante... ¿Tenéis calor? Porque yo sí.


9 comentarios:

  1. No he leído ninguna de las novelas que nos venden como erótica juvenil, y no creo que las lea. Con la de París, luna roja me quedé a cuadros al leer el dossier de prensa... y luego me llegan los de Teen Planet en facebook presentando futuras novedades juvenil eróticas, pero por otro lado dicen de estos libros que no son explícitos, que no enseñan nada, que... y yo la verdad es que tengo un cacao en mi mente que no me entiendo. ¿Es erótica o no? Porque si la erótica juvenil que ellos nos venden es un par de magreos, toqueteos, besuqueos y demás... las juvenil romántica de toda la vida lo tienen en la mayoría de ocasiones, así que... ¿por qué venderlo de ese modo? La erótica es erótica, y ni es juvenil ni leches. Y si es que los protas enseñan un poco más de piel y se ponen a saco a describirnos sus respectivos pajarito y maduixeta (es que el otro día fui al Impro Show y leyeron "entre cuixa y cuixa, tengo la maduixa ajajaja), pues entonces... entonces yo me pregunto ¿se nos está yendo de las manos? ¿no se están pasando un poquito las editoriales con esto del boom de la erótica? Que me está muy bien, oye, pero... vender sucedáneo de erótica (que si el género en sí ya no me gusta, el sucedáneo va a ser que todavía menos), para llamar a esas masas desesperadas que son los adolescentes hormonados y con paga semanal? Pueees.. qué triste, hija.. de verdad que yo lo veo muy triste...

    ResponderEliminar
  2. Justo deje un comentario en Teen Planet diciendo algo así, tras el boom de esas novedades eróticas ahora llega "esos libros juveniles eróticos", cuando no hace nada se debatía y se ponía el grito en el cielo que los libros para jóvenes de cualquier temática ya por sus personajes o trama incluyeran escenas sexuales, ahora si vale???.

    Que no es que este en contra ni nada en particular, eso solo por el echo de a que viene ahora eso, y como dices, si va a ser lo mismo.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. En cuanto volví a blogger fue en lo primero en lo que me fijé... el boom erótica juvenil había entrado y parecía el nuevo aburrido periodo de masivas publicaciones de un mismo estilo u.u

    Muy cierto lo de las corbatas, es fuerte escuchar a gente alardear de lo mucho que le encanta la lectura pero eh, atenta, sólo ha leído algún libro de los de la foto (por cierto, 17? :P).

    Yo tampoco he leído nada, sólo unas 100 páginas salteadas de Cincuenta sombras de Grey y la verdad no necesité más para ver que todo el libro era igual xD De hecho con menos bastaba, o la sinopsis... pero la curiosidad de decir "pero algo tiene que tener para que se venda tanto" ¿qué tiene? tal vez lo que realmente tiene es marketing como dices xD Un símil muy tonto lo vería con el típico grupo de instituo que se cree superior y se les conoce como "guays" "popus" (y cosas así de ridículas...) lo peor es que nadie llamaría a nadie por esos nombres, ellos mismos hacen que se les conozco así y logran que perdure el nombre. Por lo tanto, si uno así mismo se va llamando "este es el libro del que todo el mundo habla" o "popus" ¿no es lo mismo? (ya sé que es cutre la comparación, pero a que se entiende...? xD)

    Muy interesante entrada.

    PD. Te odio por poner esa foto... Esa mujer aparece en muchos carteles publicitarios de un centro comercial por aquí cercano y creo que se van a fosilizar con el propio centro, acabará por crear musgo o un liquen... aunque las raíces ya las tiene bien echadas XD

    ResponderEliminar
  4. Opino como tú, y la verdad es que no estoy nadita de acuerdo con esto. La Literatura erótica de por sí no me gusta en lo absoluto. ¿Erótica juvenil? ¿Qué sigue? ¿J.K Rowling escribiendo sobre vampiros brillosos? Por favor, hay que saber respetar ciertos límites.

    ResponderEliminar
  5. conte como 16 portadas xD pero bueno la verdad no creo que sea tan malo, igual que los discos tienen una advertencia de contenido, porque los libros? no lo entiendo >_>

    ResponderEliminar
  6. Estoy un poco escandalizada con el tema de la erótica para jóvenes, E.L. James está haciendo mucho daño. Que salga la erótica como algo modernísimo para que puedas leer en el metro el libro y parecer guay, pues qué le vamos a hacer, pero incitar a los jóvenes (¡menores de 16, guau!) a leer guarradas como si nada... pues me parece un poco heavy.
    Que salga el tema como comentas en novelas, jóvenes conociéndose y experimentando, ok, aceptamos barco, pero que ya les ofrezcamos en bandeja libros para volverse zorrones y zorronas pues... además, como comentas, el porno para menores no, pero los libros sí. Aún no he tenido el "placer" de catar una de estas novelas nuevas (ni ganas), pero también me da un poco de pavor el pensar qué serán capaces de escribir. Con algunas autores flipamos un poco (ahora mismo leo a Sarah McCarty, que sale en tu collage por cierto, y es un poco basta la muchacha con sus rangers del S.XIX que usan vaselina y juguetitos para empotrar por detrás), así que no sé dónde queda la moralidad con estos libros. Los jóvenes de ahora tienen más información y libertad, ok, pero siguen siendo jóvenes... ¿es necesario ofrecer este nuevo género?

    ResponderEliminar
  7. A mí me da igual. Creo que si los adolescentes quieren leer porno lo van a leer se llame "Erótica" o "Erótica Juvenil". Y no tengo nada en contra de que lo lean, que hagan lo que quieran. Como si los adolescentes no vieran pornografía, pff... venga hombre.

    Lo de "Erótica Juvenil" me parece simple márqueting.

    ResponderEliminar
  8. Madre mía, eso existe? Hace poco leí un libro juvenil en el que dos personajes se acostaban, y simplemente se decía que: "hacían el amor" y punto. Pero de ahí a juvenil erótica me parece una tontería, venderle a ese público algo así no hace que deje de ser erótico.

    ResponderEliminar
  9. Yo creo que las editoriales encontraron el punto fuerte para arrasar con las ventas. Los adolescentes son los mayores consumidores de prácticamente todo lo que se te pueda ocurrir: artículos electrónicos, ropa, y ahora más que nunca, libros! Al mismo tiempo, el sexo es una de las cosas más importantes en la etapa de la adolescencia y no me parece que esté mal que se toque el tema en los libros para adolescentes, ya que también se le puede dar uso como fuente extra de información, sin embargo no me parece que tenga que ser un tema que opaque la trama de la historia y mucho menos si no deja ningun tipo de mensaje, o enseñanza ni objetivo a la vida de los personajes y por ende, a la de los lectores.

    ResponderEliminar

¿Quieres criticar tú también un libro? No te cortes. Deja tu comentario aquí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El blog

Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English

AFILIA

Últimas reseñas

Easy

Las 2 vidas de Lucía

Caure

Me quiero Ir

Lola y el chico de al lado

the duff

hermosas criaturas



Sigo