Comienza el puente + Relato: E58M16

Hola bloggers,
¿Estáis asimilando ya que nos espera un puente? Yo aún estoy en ello... Ayer comencé a asimilarlo y, después de adelantar todos los deberes que pude para estar al 100% con el blog en las fiestas, caí rendida.
Pero gracias a eso, hoy he modificado "algo" del blog (intento que roce la originalidad ya que ahora tengo tiempo). Si os fijáis, he cambiado los títulos de los gadgets (comienzo mis primeros pasitos con photoshop) y el botón de afiliación. Yo lo digo -que si cuela, cuela-: si queréis afliarme, tan sólo tenéis que copiar el texto del recuadro en la edición HTML de blogger ^^
Después de las modificaciones, no estoy con corazón de hacer una entrada, así que cuelgo el prólogo de un relato inacabado (aunque intentaré avanzarlo y acabarlo) que hice en verano. Es muy cortito, sí :)
Y aprovecho para decir que estreno la sección de relatos :D (pestaña de debajo de la cabecera.)







Prólogo

Se secó el sudor de las sienes  con las mangas intentando no mancharse demasiado con la sangre que emanaba de sus muñecas. No recordaba el por qué de esas atroces heridas. Lo único que recordaba era… Nada. El despertarse sorprendido en esa butaca de cuero marrón, la estupefacción que le causó esa sala mal iluminada y pobremente decorada (de hecho, tan solo había la butaca, una lámpara en el costado derecho encima de una mesita y una televisión muy antigua –en blanco y negro, imaginaba- delante de la misma).



Estar en esa nada-acogedora sala le inquietó. No era de extrañar que comenzara a pedir auxilio a gritos al comprobar que estaba atado al asiento. Ya habían pensado en ello e insonorizaron la sala para la llegada del nuevo o el siguiente. Esa sería su elección.

Cuando sintió un escozor insoportable en la garganta, al fin calló. Nunca antes le había pasado nada parecido. El dolor, el sudor, la inquietud… Todo eso era nuevo para él. Bueno, todo eso y estar atado a una butaca. Si se lo ponía a pensar, todo tenía un aire surrealista y siniestro, pero en esas situaciones eso no se piensa.

Su mente estaba concentrada en salir de allí en cuanto pudiera, pero no veía ninguna posible salida. ¿Sería posible que le hubieran encerrado en un sitio en donde se pudiera entrar pero no salir? Si fuera una normal en esos momentos pensaría que estaba soñando. Pero es que * no era una persona normal: él nunca había soñado (por muy irónico que suene) y se podría esperar cualquier cosa de todo. Él era E58M16.



Finalmente, os dejo con una canción viejísima que me tiene súper pillada, y después un vídeo de la versión glee (más moderna y el videoclip muchísimo mejor, pero Rachel se la carga, a mi parecer). ¡Felices fiestas!




Versión vieja (David Geddes)



Versión nueva (Glee)

video






 

1 comentario:

¿Quieres criticar tú también un libro? No te cortes. Deja tu comentario aquí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El blog

Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English

AFILIA

Últimas reseñas

Easy

Las 2 vidas de Lucía

Caure

Me quiero Ir

Lola y el chico de al lado

the duff

hermosas criaturas



Sigo